10 Estrategias de psicología deportiva para mejorar

10 Estrategias de psicología deportiva para mejorar

La psicología deportiva es una rama de la psicología que tiene cada vez más importancia por su gran aportación a la hora de que los atletas logren sus objetivos. Tener con un psicólogo o un coach emocional que te ayude desde su terreno puede suponer en muchos casos la diferencia entre lograr una meta o quedarse por el camino.

Una explicacion sencilla seria así: Si no trabajas, si no entrenas o si no tienes talento, eso es lo principal, sin eso no lo vas a conseguir. Pero si te esfuerzas en hacer todo eso, la psicología deportiva es un plus que va a ayudar a alcanzar esa meta que quieres lograr y que solo con trabajo no consigues”.

¿Qué es la psicología deportiva?

Nessita Arauz / Fitness Emocional

“Los psicólogos o coach emocionales del deporte ayudan a los deportistas a controlar y manejar las variables psicológicas que actúan en la práctica de sus respectivas disciplinas” psicología deportiva

La psicología en el deporte es una parte más de la psicología, como la psicología clínica o la psicología forense, que estudia “cómo, por qué y en qué condiciones los atletas, entrenadores y espectadores se comportan y actuan de la forma en que lo hacen. De esta forma también investigar la influencia entre actividad física y la participación en la ctividad deportiva y el bienestar psicofísico, la salud y el crecimiento personal” según el manual de Introducción a la psicología del deporte.

En el aspecto más pragmático, explicaremos que los psicólogos o coach emocionales del deporte ayudan a los deportistas a controlar y manejar las variables psicológicas que actúan en la práctica de sus respectivas disciplinas y que pueden influir seriamente sus resultados y su rendimiento.

Las 4 Cs de la Psicología en el Deporte

Concentración, confianza, control y compromiso son las 4Cs de la psicología deportiva. Generalmente se considera que son cualidades mentales esenciales importantes para el éxito en los deportes. psicología deportiva

La concentración es la capacidad de mantener el foco en los estímulos relevantes (por ejemplo, señales) durante un período de tiempo.
Confianza es un término general para la creencia en las propias capacidades.
El control es la capacidad de mantener la compostura emocional independientemente de las distracciones.
El compromiso es la capacidad de seguir trabajando hacia las metas.

Concentración

La concentración es la primera de las 4 Cs de psicología deportiva. La concentración es la capacidad de mantener la atención en determinados estímulos. Puede ser perturbado por nuestros propios pensamientos y sentimientos que nos distraen. psicología deportiva

La concentración intensa requiere energía emocional. Cuanto más intentan concentrarse los atletas, más se les escapa. La concentración efectiva es un proceso sin esfuerzo. psicología deportiva

La concentración viene naturalmente cuando la mente se consume por completo con la situación inmediata El atleta se absorbe en la competición, prestando atención a las indicaciones correctas para desempeñarse bien.

La concentración es dinámica, por lo que cambia constantemente de un punto a otro. Una pérdida de concentración ocurre cuando la atención se divide o cambia a algo irrelevante.

Confianza

La confianza es la siguiente de las 4 Cs de psicología deportiva. Los atletas de élite a menudo dicen que la confianza es frágil, especialmente cuando compiten bajo presión. La confianza permite al atleta centrarse en las tareas esenciales. Las fluctuaciones pueden significar la diferencia entre el mejor y el peor rendimiento.

La investigación deportiva se enfoca en la confianza en sí mismo – la creencia de que uno tiene los recursos internos, habilidades y expectativas para alcanzar el éxito.

Los investigadores dividen la confianza en muchas subcategorías para estudiarla y evaluarla, así como su influencia en el rendimiento deportivo. Dos categorías básicas de autoconfianza son el estado y el rasgo.

El rasgo de confianza en sí mismo (global) es el grado en que los individuos creen en su habilidad para triunfar, en general.

La autoconfianza del Estado es la creencia de que pueden tener éxito en un momento determinado. En el deporte, puede ser una tarea o habilidad específica.

Según Feltz, las fuentes de confianza en sí mismo son:

Las experiencias de dominio, o logros de desempeño, son la dimensión más crítica. Cuando los atletas realizan una tarea con éxito, están dispuestos a intentar algo más difícil. Por otra parte, los fracasos repetidos pueden disminuir la confianza.
Las experiencias vicarias aumentan la confianza a través de la motivación emocional que proporcionan. Las experiencias vicarias son aquellas que se sienten a través de la experiencia de la participación de otra persona. Una de las fuentes proviene de la observación de compañeros de equipo exitosos. Esto estimula la noción,”si ellos pueden hacerlo, yo también”.
La imaginería es otra fuente útil de experiencias vicarias. Esta estrategia se utiliza para ayudar al atleta a crear y experimentar un rendimiento exitoso imaginando el rendimiento con el mayor detalle posible, incluyendo las vistas, los sonidos y la actividad muscular.
La persuasión verbal es una estrategia ampliamente utilizada por maestros, entrenadores y compañeros para influir en el comportamiento. Es útil para aumentar la confianza de un atleta convenciéndole de que es completamente capaz de cumplir el reto que le espera.
Los estados fisiológicos como la tensión muscular y las mariposas en el estómago pueden reducir los sentimientos de confianza.
Los estados emocionales se relacionan con la forma en que el atleta controla las emociones asociadas con la competición, como la emoción y la ansiedad. Las grandes competiciones pueden crear ansiedad y dudas indebidas, por lo que es crítico que el atleta aprenda a controlar sus pensamientos y emociones.

Control

Control, la tercera de las 4 Cs de psicología del deporte, se refiere al control emocional o serenidad. La habilidad de un atleta para mantener el control de sus emociones frente a la adversidad y permanecer positivo es esencial para ganar. psicología deportiva

Dos emociones que a menudo se asocian con un rendimiento deficiente son la ansiedad y la ira. Las emociones pueden reclamar el nivel de concentración y atención del atleta. Identificar cuándo un atleta siente una emoción en particular y comprender la razón de los sentimientos es una etapa importante para ayudar al atleta a obtener control emocional.

Consecuencias de las respuestas emocionales. Las respuestas emocionales tienen un impacto en el desempeño, ya sea positivo o negativo. A continuación se describe lo que puede suceder con las respuestas emocionales.

Las consecuencias intrapersonales pueden ser cognitivas, fisiológicas o motivacionales. El aumento de la excitación puede afectar el poder, la tensión muscular y la coordinación.
Las consecuencias cognitivas se aplican al enfoque de atención, procesamiento de la información y toma de decisiones. Con alta excitación fisiológica, la atención se reduce a pistas relevantes o pistas irrelevantes, que pueden afectar positiva o negativamente el rendimiento. La ira puede provocar una mayor asunción de riesgos en situaciones deportivas.
Las consecuencias motivacionales afectan el deseo del atleta de realizar. Las emociones disfuncionales resultan en una cantidad inapropiada de energía. A largo plazo, las emociones pueden influir tanto en la persistencia como en el compromiso.
Las consecuencias interpersonales son aquellas que afectan a otros. Las emociones de los oponentes y compañeros de equipo pueden dar forma a ciertas interpretaciones y respuestas de los atletas. Puede influir en los juicios sobre situaciones, como la intención de un oponente de causar daño.

Compromiso

El compromiso es la calidad final de las 4 Cs. El compromiso deportivo se define como un estado psicológico que representa el deseo o la determinación de continuar la participación deportiva. psicología deportiva

Factores que afectan al compromiso. El modelo de compromiso deportivo desarrollado por Scanlan y sus colegas (2003) sugiere que el disfrute, las inversiones personales, las oportunidades de participación, las alternativas atractivas, las limitaciones sociales y el apoyo social influyen en el nivel de participación y compromiso deportivo del deportista. Entre esos factores, el disfrute ha sido el factor que más ha predicho el compromiso deportivo de los atletas juveniles. También descubrieron que el disfrute y las oportunidades de participación deportiva eran los factores que más predicen el compromiso deportivo en el rugby de élite y en los jugadores de fútbol universitarios.

Hay acuerdo general en que la motivación es un factor clave que contribuye al compromiso. La motivación se define como la energía psicológica, o la fuerza que inicia, o dirige, e incluso sostiene nuestros comportamientos durante un período de tiempo. Es la fuerza que te impulsa a elegir ciertos tipos de comportamientos sobre otros.
Te puede interesar: Como entrenar en casa sin obstáculos

Estrategias de psicología en el deporte para mejorar las 4 Cs

psicología en el deporte

¿Quieres saber cómo puedes usar la psicología deportiva y el entrenamiento mental para alcanzar tus objetivos de salud, fitness y deportes más rápido, más fácil y obtener los resultados que deseas? Aquí están mis 10 consejos principales de la mentalidad para ayudarle a construir una nueva motivación, la confianza y los grandes avances en tu estado físico, tu entrenamiento y en tu vida.

Las siguientes estrategias pueden ayudar a los atletas a lograr las 4 Cs de psicología deportiva:

¿ Como trabajar con un psicócogo depotivo ?

1. Imágenes Positivas

Cuando estés ejercitando, usa tus imágenes mentales positivas a lo largo de tu entrenamiento para crear sensaciones de velocidad y poder. (por ejemplo, si estás caminando o corriendo y llegas a una colina inesperada visualiza un imán que te tira sin esfuerzo a la cima). Utiliza la visualización antes, durante y después de tu entrenamiento para crear confianza y una nueva motivación.

2. Palabras de Poder

Hacer auto-declaraciones positivas continuamente. El pensamiento negativo es común; todo el mundo tiene un crítico interno. Se consciente de estos pensamientos desde el principio. No pelees con ellos; simplemente reconoce su presencia, y luego sustituye las palabras de poder positivo. (por ejemplo, cuando estás pensando:”Esto duele demasiado, quiero recostarme y morir”; di a ti mismo:”Esta sensación está relacionada con estar más sano y hacer lo mejor que puedo”).

3. Foco Presente

Práctica de estar en el momento presente. Recuérdese quedarse aquí y ahora. En vez de repetir los errores del pasado o preocuparse por el futuro, deje que los eventos pasados y futuros se desvanezcan en el fondo. Enseguida, aquí y ahora.

4. Ventaja

Utiliza todo en tu entrenamiento a tu favor. Por ejemplo, si otra persona te pasa, métete detrás y ve con su energía por el mayor tiempo posible. Puedes coger un “segundo viento” y ser llevado a un registro personal.

5. Metas principales

Concéntrate en tu objetivo inmediato. Divide tus metas de entrenamiento en pedazos pequeños y manejables y empiece a concentrarse sólo en la primera parte, no en todo el entrenamiento (por ejemplo, dite a tí mismo:”Sólo estoy relajándome y tomando mi ritmo durante la primera parte, o la primera sesión de entrenamiento”).

6. Exploración corporal

Presta mucha atención a tu nivel de tensión y forma de entrenamiento. Realiza una exploración corporal mientras te ejercitas y relaja tus músculos tensos con frecuencia. Pregúntate:”¿Están mis hombros y mi cuello relajados; cómo se siente este ritmo; cuánta energía me queda en las piernas?”.

7. Dolor como Esfuerzo

Si tiene “buen dolor”, el dolor del esfuerzo, que no estás dañando seriamente tu cuerpo, simplemente desvía la atención a tu respiración o cadencia de movimiento, y deja que la incomodidad se desvanezca en el fondo. También puedes usar el dolor como retroalimentación. Regístralo no como dolor, sino como nivel de esfuerzo. Di:”Ahora sé exactamente lo duro que estoy trabajando. Sé cómo se siente este ritmo. Mi cuerpo está haciendo lo que debería hacer “.

8. Separa del resultado

Mira sólo lo que necesitas hacer ahora mismo (por ejemplo, tu ritmo, tu respiración, tu concentración); tu tiempo, lugar o puntuación final se ocuparán de sí mismo.

9. Atención Focalizada

Esté atento a las distracciones. Exhala pensamientos no deseados con tu próxima exhalación y vuelve a enfocar tu atención instantáneamente en lo que es importante ahora mismo, en este momento.

10. Celebración

Disfruta y aprecia tu forma física y fuerza. Cuando haces ejercicio, relájate y deja que tu cuerpo haga lo que has entrenado para hacer. Recuerde que tus metas son realistas. Todo lo que necesita hacer es cumplir con tus capacidades. psicología deportiva

Lectura recomendada: Fitness Emocional de Nessita Arauz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *