10 razones para contratar un personal trainer

Todos necesitamos un poco de ayuda con el ejercicio algunas veces, ya sea que estemos empezando o que hayamos estado en ello por mucho tiempo y un entrenador personal puede hacer precisamente eso. Hoy te contaremos porque contratar un personal trainer.

La industria del entrenamiento personal ha estado en auge durante años a medida que la gente trata de encontrar formas de mantenerse en forma, mantenerse saludable y perder peso, incluso cuando nuestro trabajo y las actividades de la vida en el hogar implican más sentarse que nunca.

Aún así, el entrenamiento personal puede ser costoso y muchas personas rehúsan hacerlo, tal vez no estén seguras de lo que obtendrán de la experiencia, ya sea que valga la pena el dinero, o incluso se sientan demasiado fuera de forma para trabajar con un capacitador.

Sin embargo, hay tantas cosas que un entrenador personal puede hacer, que casi cualquiera puede beneficiarse de contratar uno.

Hay una serie de razones por las que la gente trabaja con los entrenadores. Algunos quieren un programa individualizado para que puedan perder peso o ponerse en forma, mientras que otros simplemente necesitan ser responsables de sus entrenamientos.

Donde quiera que estés en tu viaje de ejercicio, un personal trainer puede ser justo lo que necesitas para llevarte a alcanzar finalmente tus metas de acondicionamiento físico y pérdida de peso.

Por qué contratar un Personal Trainer

1 No estás viendo resultados

Si has estado haciendo ejercicio consistentemente durante varias semanas o meses y no está perdiendo peso o alcanzando tus metas, contratar a un personal trainer puede ser una buena opción.

Aquí están algunas de las cosas que un buen entrenador puede hacer:

  • Mirar tu programa actual para buscar maneras de cambiar o ajustar tus entrenamientos para hacerlos más eficientes y efectivos.
  • Empujarte un poco más fuerte – A menudo la gente no ve resultados porque no están trabajando tan duro como podrían. Es fácil holgazanear cuando estás solo, pero tener a alguien que te desafíe puede marcar una diferencia en la escala.
  • Examinar tus metas – Él o ella también puede ayudarte a determinar si tus metas son realistas.
  • Hacerte responsable – Él o ella podría trabajar contigo para establecer metas semanales y registrarlas regularmente para ver cómo lo estás haciendo.
  • Ayudarte a mantenerte motivado para hacer ejercicio – Saber que tienes una cita con un profesional puede ayudarte a mantenerte en el buen camino durante la semana.
  • Enseñarte cómo levantar pesas – Con demasiada frecuencia las personas se concentran en el ejercicio cardiovascular para perder peso, pero también necesitas entrenamiento de fuerza, algo que un entrenador puede enseñarle cómo hacerlo de la manera correcta.

Es posible que incluso te des cuenta de que estás obteniendo resultados, pero no de la manera que esperabas algo que un personal trainer puede ver más claramente desde el exterior.

A veces sólo se necesitan unas pocas semanas para obtener nuevas ideas para los ejercicios y entrenamientos. Entonces puedes ir por tu cuenta una vez que tengas lo que necesitas.

2 No sabes por dónde empezar

personal trainer por donde empezar

Si eres nuevo en el ejercicio, te das cuenta de lo complejo que es y no nacemos con el conocimiento de cómo hacerlo. Cuando se enfrenta a la tarea de establecer un programa de ejercicios completo, puede sentirse tan abrumado que no haga nada.

Un personal trainer saben todo lo que entra en un programa completo: Cardio, entrenamiento con pesas, y entrenamiento de flexibilidad. Y luego están todos los elementos que tienes que averiguar, desde qué actividades hacer hasta cómo encajar todo esto en una agenda muy apretada.

Si no tienes idea de lo que estás haciendo, un personal trainer puede ayudarte:

  • Averiguar cuáles son las actividades correctas para ti – Tal vez ni siquiera sepas qué es lo que funcionaría para tu cuerpo, tu horario o el equipo disponible. Un personal trainer puede sugerir actividades que encajen con todas esas áreas.
  • Ayudarte a armar un programa razonable – Un personal trainer puede ayudarte exactamente en cómo comenzar y cuánto ejercicio puedes hacer al principio.
  • Ayudarte con lo básico – Los entrenamientos que haces están basados en el Principio F.I.T.T.T., lo que significa que eliges la frecuencia, intensidad, tiempo y tipo de entrenamiento que estás haciendo y manipulas esos elementos con el tiempo. Un personal trainer puede ayudarte a navegar todas esas cosas, mostrándote cómo hacerlo:

*  Averiguar qué tan difícil es trabajar durante el ejercicio y cómo monitorear tu intensidad de ejercicio.

*  Con el entrenamiento con pesas, él o ella le mostrará cómo elegir ejercicios, pesas, repeticiones y series.

Utilizar diferentes herramientas como un monitor de frecuencia cardíaca o un rastreador de actividad para mejorar tus entrenamientos

  • Ayudarte con tu horario – A menudo esto es lo que más te confunde. Un personal trainer puede sentarse y ayudarte a revisar tu calendario y averiguar cuándo puede hacer ejercicio y qué hará en esos días que no esté trabajando con un entrenador.
    Ayudarte a maximizar tu tiempo al mismo tiempo que te mantiene dentro de tus propios límites para que no te excedas.

3 Te aburres con los mismos viejos entrenamientos

Si eres un deportista experimentado, tal vez no has considerado contratar un personal trainer. Sin embargo, puede ser una gran opción si necesitas alguna variedad en tus entrenamientos. Es fácil caer en una rutina de ejercicios, haciendo los mismos ejercicios una y otra vez.

Esto no sólo es aburrido, sino que puede llevar a mesetas de pérdida de peso, lesiones por uso excesivo y agotamiento.

Esto es lo que un personal trainer puede hacer por ti:

  • Traer una perspectiva fresca a tus entrenamientos – Un personal trainer está llegando a esto con un ojo objetivo y puede ver algunas cosas acerca de su programa o entrenamientos de inmediato que pueden hacerlos más interesantes y divertidos.
  • Traer nuevas ideas a la mesa – Los entrenadores tienen experiencia en todo tipo de entrenamientos como:

* Entrenamiento en circuito
* Entrenamiento a intervalos de alta intensidad, como el entrenamiento con Tabata.
* Usando diferentes métodos de entrenamiento de fuerza como superconjuntos, entrenamiento de pirámide y más.

  • Ayudarte a descubrir nuevos equipos – Hay nuevos equipos que salen todo el tiempo como el Kamagon Ball que está lleno de agua para desafiar tu cuerpo de una manera diferente.
  • Ayudarte a establecer metas nuevas y más desafiantes
  • Empujarte más fuerte de lo que te empujas a ti mismo
    Un entrenador puede aportar una perspectiva fresca y nuevas ideas para desafiar tanto tu cuerpo como tu mente. Aunque sólo hagas unas cuantas sesiones o te reúnas cada pocas semanas, te resultará refrescante tener nuevos entrenamientos y nuevos juguetes de ejercicio con los que jugar.

4 Necesitas ser desafiado

personal trainer desafio mujer

Si sientes que estás atascado o que estás listo para llevar tu entrenamiento al siguiente nivel, un personal trainer experimentado puede encontrar nuevas formas de desafiarte a ti mismo.

Un entrenador puede:

  • Ayudarte a desafiar tus límites – Una manera de realmente empujar más allá de las mesetas es ir pesado con sus pesas. Un entrenador puede ayudarle a elegir las pesas correctas y a identificar los ejercicios más desafiantes.
  • Entrenamiento contigo – Otra opción que puedes tener es que el entrenador participe en el entrenamiento contigo, agregando un elemento competitivo a tus entrenamientos. Los ejercicios en pareja también pueden valer.
  • Ayudarte a encontrar y entrenar para eventos competitivos – Tal vez quieras correr una carrera o hacer una de esas carreras locas como la Spartan Race donde corres a través de una carrera de obstáculos o algún otro evento local donde tienes que cavar profundo para encontrar tu fuerza.

Encontrarás que es muy difícil holgazanear con un entrenador parado a tu lado, diciéndote que sólo hagas….uno…más…una repetición más!!
Puedes incluso encontrar fuerzas ocultas que nunca supistes que tenías, lo que puede motivarte aún más.

5 Quieres aprender a hacer ejercicio por tu cuenta

Incluso si tu objetivo es crear tus propios entrenamientos y ejercicio por sí mismo, contratar a un personal trainer para unas cuantas sesiones puede ser un gran beneficio para aprender la manera correcta de hacer ejercicio. Esto es especialmente cierto si eres nuevo en el entrenamiento de fuerza y necesita practicar los ejercicios.

En este caso, aquí hay algunas cosas que un entrenador puede hacer por ti:

  • Enseñarte acerca de los músculos de tu cuerpo y cómo funcionan – Esto es esencial si vas a hacer ejercicio en casa o en el gimnasio por tu cuenta.
  • Demostrar que los ejercicios apuntan a esos músculos – Este conocimiento es oro, especialmente para el ejercitador casero. Conocer una variedad de ejercicios le permite crear tus propios entrenamientos cuando estés listo para un cambio.
  • Enseñarte cómo levantar pesas – Con qué frecuencia levantar pesas y cómo elegir tus pesas, series y repeticiones. El personal trainer puede crear una variedad de ejercicios para que tu continues haciendo cuando estes listo para entrenar por tu cuenta.
  • Mostrar buena forma – Para sacar el máximo provecho de tus entrenamientos y evitar lesiones, necesitas hacer cada ejercicio de una cierta manera. Un entrenador puede ofrecerte pistas para ayudarte a poner tu cuerpo en la posición correcta para que estés haciendo los movimientos correctamente.
  • Ser un recurso disponible – Incluso si dejas de entrenar, todavía tienes a esa persona como recurso. La mayoría de los entrenadores están de acuerdo en que te ponga en contacto con ellos de vez en cuando para pedirles consejo y siempre puede volver a entrenar en cualquier momento.

6 Necesitas responsabilidad y motivación

La motivación viene de todo tipo de lugares, tanto interna como externamente. Puedes tener alguna razón intrínseca para hacer ejercicio, como querer estar más saludable o dejar de tomar tu medicamento para la presión arterial alta.

Pero, también necesitas motivadores extrínsecos para seguir haciendo ejercicio, como querer perder peso para verse mejor en traje de baño o para tu reunión de la escuela secundaria. Un entrenador personal puede convertirse en ese motivador.

Al contratar un personal trainer estás creando motivación en una variedad de maneras tales como:

  • Financieramente – Usted está invirtiendo dinero para alcanzar su meta, así que sólo presentarse a sus sesiones para no perder ese dinero puede ser suficiente para mantenerlo en marcha.
  • Con tu tiempo – No sólo está invirtiendo dinero, también estás invirtiendo tu tiempo, un recurso precioso que todos queremos proteger. Esto puede aumentar tu motivación para hacer ejercicio.
  • Tener una cita permanente – No hay nada como una cita permanente regular para ponerte en marcha para hacer ejercicio. No querrás decepcionar al entrenador ni a ti mismo.
  • Responsabilidad – Sabes que tu entrenador probablemente le preguntará acerca de tu semana. El personal trainer querrá saber si hiciste tus ejercicios y como estás yendo con tu dieta. Saber eso puede hacer que sea más difícil saltarse tus entrenamientos.

7 Tienes una enfermedad, lesión o condición específica

Si tienes alguna lesión o condición específica, tu médico puede querer que hagas ejercicio. ¿Pero cómo lo hace si tienes dolor o tienes que trabajar alrededor de una lesión?

Ahí es donde entra en juego un personal trainer experimentado. Los entrenadores trabajan con todo tipo de personas y muchos de ellos pueden tener especialidades que les permiten trabajar con clientes con necesidades especiales.

Sólo algunas cosas en las que tu entrenador puede ayudarte:

  • Hacer ejercicio con artritis
  • Ejercicio con enfermedad cardíaca
  • Hacer ejercicio con diabetes
  • Lidiando con lesiones viejas o crónicas
  • Ayudar a superar el dolor de espalda o cuello
  • Ayudar a aumentar el equilibrio, la fuerza central y la estabilidad si ha tenido una caída o necesita trabajar en esas áreas.
  • Ayudar a idear un plan si está embarazada o desea quedar embarazada
  • Crear un programa que trabaje en las áreas que necesitas sin volver a lesionarte u otros problemas.

Sólo algunas cosas en las que pensar antes de tomar esta ruta:

  • Siempre habla con tu médico y obtén autorización para hacer ejercicio. Si tiene una limitación, tu entrenador puede requerirla antes de que él o ella te entrene.
  • Trabaja con tu fisioterapeuta, si tiene uno. Es posible que tu entrenador quiera ponerse en contacto con tu fisioterapeuta para averiguar qué ejercicios debes o no debes hacer.
  • Asegúrate de que tu entrenador tenga experiencia con tu condición – Pregunte acerca de cualquier clase o certificación que él o ella haya tomado para asegurarse de que el entrenador sepa lo que está haciendo.

8 Estás entrenando para un deporte o evento

Un personal trainer experimentado puede ser de gran ayuda si estás en un deporte específico o tu entrenamiento para un próximo evento.

Si eres un golfista, un corredor o ciclista, es probable que haya un entrenador por ahí que puede ayudarte a mejorar tu rutina.

Apenas cerciórrate de que él o ella tenga educación específica en algo como condicionamiento de los deportes o algún otro campo relacionado.

Haga los ejercicios adecuados – Un entrenador de acondicionamiento deportivo sabe qué ejercicios necesita hacer para, por ejemplo, jugar al golf o tal vez al baloncesto. El personal trainer puede inventar ejercicios para fortalecer las areas en las que necesitas trabajar, evitando al mismo tiempo que te excedas.
Elaborar un buen programa de entrenamiento – El entrenamiento es algo más que entrenamientos. También se trata de tener la cantidad adecuada de tiempo de recuperación. Un entrenador puede ayudarle a crear un horario que le permita sacar el máximo provecho de su cuerpo mientras le permite sanar y recuperarse.
Ayuda para evitar lesiones – Una de las principales preocupaciones con los deportes es que hacer los mismos movimientos una y otra vez a menudo puede causar una lesión por uso excesivo. Un personal trainer puede ayudarte con el entrenamiento cruzado para que trabajes otros músculos en tu cuerpo, permitiendo que los otros músculos descansen o trabajen de una manera diferente.

9 Quieres supervisión, compañía y apoyo durante los entrenamientos

Algunas personas saben cómo hacer ejercicio e incluso saben cómo hacer los ejercicios correctamente, pero les gusta tener un entrenador alrededor para apoyo y supervisión.

Un entrenador puede ser bueno en esta situación para:

  • Ser un observador – Si estás levantando pesas muy pesadas, un entrenador puede ayudarte a mantenerte seguro y también puede ayudarte a colocar sus pesas.
  • Mantenerte en línea – Si sabes que tiendes a holgazanear por tu cuenta, un entrenador automáticamente te hace trabajar más duro sólo porque sabes que él o ella está ahí mismo observando.
  • Haciéndole ejercicio – Tal vez le resulte difícil hacer ejercicio por su cuenta, pero tener a alguien que aparezca en su puerta lo obliga a salir y hacer algo.
  • Ser una especie de compañero de ejercicios – Puedes querer algo más que alguien que le diga qué hacer. Tal vez alguien que no sólo te guíe a través de los ejercicios, sino que también haga cosas contigo para que no estés haciendo ejercicio por tu cuenta.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

10 Quieres hacer ejercicio en casa

Si te gustaría hacer ejercicio en casa pero no tiene mucho equipo o no está seguro de cómo usar lo que tiene, el entrenamiento personal en casa es una excelente opción. contratar un personal trainer

Busca entrenadores en tu área que ofrezcan esa opción y experimentarás muchos beneficios como:

  • Comodidad – No tiene que hacer las maletas ni conducir hasta el gimnasio. El entrenador viene a usted en un momento que funciona para usted.
  • Privacidad – No todo el mundo quiere hacer ejercicio delante de la gente en el gimnasio. Hacer ejercicio en tu propio espacio puede ser más cómodo y hacerte sentir menos cohibido.
  • Aprender a entrenar en casa – La mayoría de nosotros tenemos cosas como bandas de resistencia, mancuernas y una pelota de ejercicio, pero es posible que usted no tenga idea de cómo usarlas en su entorno. Un buen entrenador puede mostrarle cómo usar esas herramientas así como otras en las que usted no haya pensado: una escalera, su sofá, una silla o incluso platos de papel.
  • Variedad – Un entrenador también puede cambiar tus entrenamientos tan a menudo como quieras para que nunca te aburras.
    Ideas para el equipo – Él o ella puede traer el equipo pero también hacer recomendaciones para el equipo que le ayudará a alcanzar sus metas.

Conoce al Personal Trainer de De Fitness Oskar Rastrilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *