Beneficios de las Semillas de chia y contraindicaciones

Las semillas de chía (salvia hispanica) se han convertido en uno de los superalimentos más populares en la comunidad de la salud. Son fáciles de digerir cuando se preparan adecuadamente y son un ingrediente muy versátil que se agrega fácilmente a las recetas. Además, los beneficios de las semillas de chía son abundantes.

Las semillas de Chia son el secreto mejor guardado de la industria de la nutrición!

Originalmente cultivadas en México, las semillas eran altamente valoradas por sus propiedades medicinales y nutricionales. De hecho, incluso se usaban como moneda.

La semilla de chía es nutriente-densa y contiene un gran poder potenciador de la energía. Los guerreros aztecas comían semillas de chía para darles mucha energía y resistencia. Dijeron que sólo una cucharada de chía podría sostenerlos durante 24 horas. Chia significa “fuerza” en la lengua maya, y las semillas de chia eran conocidas como “comida de corredores” porque los corredores y guerreros las usaban como combustible mientras corrían largas distancias o durante la batalla.

No sólo eso, pero la investigación reciente ha encontrado que los beneficios de las semillas de chía son aún mayores de lo que nos dimos cuenta. Los beneficios de las semillas de chía incluyen promover la salud de la piel, reducir los signos de envejecimiento, el apoyo al corazón y el sistema digestivo, la construcción de huesos y músculos más fuertes, y más. Incluso se han relacionado con ayudar a revertir la diabetes. Continua leyendo para conocer los posibles efectos secundarios, instrucciones de preparación y una lista completa de los beneficios y nutrientes de las semillas de chía.

Perfil nutricional de las semillas de Chia

La razón por la que las semillas de chía son tan beneficiosas es porque son ricas en fibra, grasas omega-3, proteínas, vitaminas y minerales.

Por ejemplo, una onza (28 gramos) de semillas de chía contiene aproximadamente:

  • 137 calorías
  • 12,3 gramos de carbohidratos
  • 4,4 gramos de proteína
  • 8.6 gramos de grasa
  • 10,6 gramos de fibra
  • 0.6 miligramos de manganeso (30%  CDR)
  • 265 miligramos de fósforo (27%  CDR)
  • 177 miligramos de calcio (18%  CDR)
  • 1 miligramo de zinc (7%  CDR)
  • 0.1 miligramos de cobre (3%  CDR)
  • 44.8 miligramos de potasio (1%  CDR)

Las Semillas de Chia también contienen ácidos grasos esenciales ácido alfa-linolénico y linoleico; mucina; vitaminas del estroncio’ A, B, E y D; y minerales, incluyendo azufre, hierro, yodo, magnesio, manganeso, niacina y tiamina; y son una rica fuente de antioxidantes.

Los 9 Mejores Beneficios de las Semillas de Chia

Siendo rico en tantos nutrientes clave, la investigación ha descubierto que comer regularmente semillas de chía puede mejorar tu salud en numerosas maneras. Algunos de los principales beneficios de las semillas de chía son:

1. Piel y Envejecimiento

Investigadores de México descubrieron que las semillas de chía tenían una concentración fenólica natural total (antioxidantes) casi dos veces más alta que la reportada anteriormente, y se demostró que la actividad antioxidante detenía hasta el 70 por ciento de la actividad de los radicales libres.

Esta investigación demuestra esencialmente que las semillas de chía son uno de los alimentos ricos en antioxidantes de la naturaleza. Los antioxidantes aceleran los sistemas de reparación de la piel y previenen daños posteriores. Tomar semillas de chía puede prevenir el envejecimiento prematuro de la piel debido a la inflamación y el daño de los radicales libres.

2. Salud digestiva

Chia es súper alto en fibra, proporcionando casi 11 gramos por cada 28g. Una porción puede proporcionar la ingesta de fibra recomendada para el día, según la American Dietetic Association.

La fibra es esencial para la capacidad del cuerpo de equilibrar los niveles de insulina. De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud, las semillas como el lino y la chía pueden ser un balanceador natural de azúcar en la sangre debido a su alto contenido de fibra y grasas saludables.

Siendo alto en fibra dietética, las semillas de chía benefician la regularidad intestinal y las heces sanas. El contenido de fibra rica en semillas de chía también ayuda a la gente a sentirse más rápida porque absorbe una cantidad considerable de agua e inmediatamente se expande en el estómago cuando se come. Esto puede explicar por qué los estudios clínicos han demostrado que la chía frena el hambre y suprime el apetito, lo que también puede llevar a la pérdida de peso.

También cuando se consumen, las semillas de chía crean una sustancia gelatinosa en el estómago. Esta acción gelificante se debe a la fibra soluble en las semillas de chía, y puede actuar como un prebiótico que favorece el crecimiento de probióticos en el intestino.

3. Salud del corazón

La capacidad de las semillas de chía para revertir la inflamación, regular el colesterol y reducir la presión arterial hacen que sea extremadamente beneficioso para consumir para la salud del corazón. Además, al revertir el estrés oxidativo, una persona tiene menos probabilidades de desarrollar aterosclerosis cuando consume regularmente semillas de chía.

En pocas palabras, según un estudio de Massachusetts:

“Los estudios disponibles en humanos y no humanos muestran posible eficacia para las alergias, angina, mejora del rendimiento deportivo, cáncer, enfermedad coronaria cardiaca (CHD), ataque cardiaco, trastornos hormonales/endocrinos, hiperlipidemia, hipertensión, apoplejía y vasodilatación. Algunas pruebas también sugieren posibles efectos anticoagulantes, antioxidantes y antivirales de Salvia hispanica.”

Las semillas de chía (salvia hispanica) son altas en ácido linoleico, un ácido graso que ayuda al cuerpo a absorber las vitaminas liposolubles A, D, E y K. Para una semilla tan diminuta, la chía es bastante alta en grasas saludables, con más omega-3 que el salmón. Los omega-3 trabajan para proteger el corazón disminuyendo la presión arterial, el colesterol malo y la inflamación. La inflamación puede ejercer presión sobre los vasos sanguíneos y causar enfermedades cardíacas. Así que al comer semillas de chía, usted puede estimular y proteger su corazón gracias a los omega-3s – sólo otro ejemplo de los increíbles beneficios de las semillas de chía disponibles.

4. Ayudar a tratar la diabetes

Debido a que las semillas de chia son ricas en ácido alfa-linolénico y fibra, investigadores de la Universidad del Litoral en Argentina se propusieron determinar cómo las semillas de chia pueden ayudar a prevenir trastornos metabólicos como la dislipidemia (exceso de grasa en la sangre) y la resistencia a la insulina, que son dos factores en el desarrollo de la diabetes. Publicado en el British Journal of Nutrition, esta investigación es extremadamente fascinante porque estos científicos llevaron a cabo dos estudios al mismo tiempo y descubrieron algunos datos profundos:

  • La primera prueba evaluó cómo las ratas Wistar saludables respondieron a tres semanas de una dieta rica en sucrosa (SRD, por sus siglas en inglés) en la que las semillas de chía constituían la principal fuente alimenticia de grasas.
  • La segunda prueba tomó ratas sanas y las alimentó de SRD durante tres meses, por lo que desarrollaron dislipidemia y resistencia a la insulina. Luego, alimentaron a estas ratas recién enfermas SRD + semillas de chía durante dos meses más.

Los resultados fueron asombrosos:

  • Durante el primer examen, comer semillas de chía evitó completamente la aparición de dislipidemia y resistencia a la insulina. De hecho, los niveles sanguíneos en estas ratas no cambiaron en absoluto a pesar de tener el 65 por ciento de sus dietas compuestas de azúcar durante tres semanas!
  • Durante el segundo examen, después de que las ratas dislipidémicas y diabéticas fueron alimentadas con semillas de chía + SRD durante dos meses, se recuperaron completamente de sus condiciones. Los investigadores también descubrieron que la adición dietética de semillas de chía también redujo el tejido adiposo visceral, un tejido “grasa del vientre” que afecta el metabolismo del cuerpo y es un componente de la obesidad.

En resumen, se probó que las semillas de chía detenían la diabetes y la revertían, añadiendo eso a la lista de beneficios de las semillas de chía.

5. Aumenta tu energía y metabolismo

Un estudio publicado en el Journal of Strength and Conditioning concluyó que consumir semillas de chía mejora el rendimiento de ejercicio para los entrenamientos que duraron 90 minutos de la misma manera que lo haría una bebida deportiva cargada de azúcar, pero sin todo el azúcar insalubre.

En el estudio, la mitad de los atletas bebieron 100% Gatorade, mientras que los demás consumieron la mitad Gatorade y la otra mitad chía. Los tiempos de los corredores coincidieron y el grupo medio chia consumió mucho menos azúcar.

Al agregar una porción de semillas de chía al día, puedes ayudar a aumentar su metabolismo y quemar grasa del vientre también. Los estudios muestran que la adición de semillas de chía a su dieta también reduce el tejido adiposo visceral, un tejido “grasa del vientre” que afecta el metabolismo del cuerpo y es un componente de la obesidad.

6. Huesos más fuertes

Sólo 30g de semillas de chía contiene aproximadamente 19 % de la cantidad diaria recomendada de calcio. El calcio es fundamental en la salud de los huesos y ayuda a mantener la fuerza y masa ósea.

Chia también contiene boro, que es otro nutriente esencial para la salud ósea. El boro ayuda a metabolizar calcio, magnesio, manganeso y fósforo para un crecimiento saludable de huesos y músculos.

7. Desarrollar músculos y bajar de peso

Las semillas de chía también se encuentran entre las principales fuentes vegetales de proteínas. Esta es otra razón por la que esta súper semilla es grande para consumir para aquellos que tratan de poner en el músculo magro, quemar grasa y equilibrar los niveles de azúcar en la sangre.

Las semillas de chía contienen un poderoso ponche antioxidante para ayudar a reemplazar algunos de los nutrientes que se pierden al hacer ejercicio. Son ricos en minerales esenciales como calcio, fósforo, magnesio, manganeso, cobre, zinc, hierro y niacina.

Una de las características que hacen que las semillas de chía sean tan únicas es que pueden absorber hasta 10 veces su propio peso en agua. Debido a esto, las semillas de chía pueden prolongar la hidratación y mejorar la absorción de nutrientes de los electrolitos. Esto también retrasa la digestión y hace que usted se sienta más satisfecho por más tiempo, reduciendo los antojos de azúcar.

Debido a que las semillas de chía también son altas en zinc, ayudan a su cuerpo a aumentar la leptina. La leptina es una hormona clave que regula el apetito, cómo su cuerpo gasta energía y regula sus niveles de energía. También mejora la resistencia y resistencia, haciendo de la chía una gran fuente de nutrición si buscas ponerte en forma.

8. Lucha contra el cáncer de mama y de cuello uterino

Las semillas de chía son ricas en ácido alfa lipoico (o ALA), que es un ácido graso omega-3. En 2013, el Journal of Molecular Biochemistry encontró que ALA limitó el crecimiento de las células cancerosas tanto en el cáncer de mama como en el de cuello uterino.

Los investigadores también encontraron que causaba la muerte celular de las células cancerosas sin dañar las células sanas normales. Mientras que aún se necesita más investigación para averiguar las implicaciones más profundas de ALA en otros tipos de cáncer, este es un gran descubrimiento para las mujeres que luchan con estos tipos de cáncer cada vez más comunes. (9)

Por lo tanto, las semillas de chía son alimentos que combaten el cáncer, otro de los increíbles beneficios que puedes obtener cuando las consumes.

9. Salud dental

Con semillas de chia llenas de calcio, fósforo, vitamina A y zinc, no es de extrañar que son un alimento excelente para ayudar a los dientes. El calcio es el componente básico de sus dientes y necesario para la salud dental.

El zinc previene el sarro al evitar que la placa se mineralizara en los dientes y tiene un efecto antibacteriano que mantiene alejados los gérmenes del mal aliento. La vitamina A y el fósforo también son importantes para unos dientes fuertes y una boca sana.

Beneficios de las Semillas de Chia durante el embarazo

Estas semillas diminutas empaquetan un ponche tan nutritivo que las mujeres embarazadas también deberían considerar la posibilidad de incorporarlas en sus dietas. El embarazo puede agotar su cuerpo de nutrientes importantes, y comer semillas de chía puede ayudar a reemplazar esos nutrientes perdidos mientras que proporciona un impulso de energía muy necesaria. Las semillas de chía son fáciles de incorporar en tu rutina diaria y benefician no sólo la salud de la madre, sino también el desarrollo del bebé.

Aquí están los principales beneficios de las semillas de chía para el embarazo y por qué están entre los mejores superalimentos para un embarazo saludable:

1. Gran Fuente de Omega-3

Los ácidos grasos omega-3 son esenciales para el desarrollo cerebral del bebé. La mayoría de las personas eligen satisfacer sus necesidades diarias consumiendo salmón o suplementos de aceite de pescado. El contenido de mercurio en el pescado tiende a hacer que la mayoría de las mujeres embarazadas se muestren escépticas, por lo que la chía es una gran alternativa. Para una semilla tan pequeña, la chía es bastante alta en ácidos grasos omega-3. Típicamente, los frutos secos y las semillas con alto contenido de grasa tienen una vida útil corta antes de que se vuelvan rancios, pero las semillas de chia son tan ricas en antioxidantes que pueden almacenarse hasta cuatro años sin deterioro.

2. Reponer los nutrientes perdidos

El embarazo es muy agotador para el cuerpo. Las semillas de chía contienen un poderoso ponche antioxidante para ayudar a reemplazar algunos de esos nutrientes perdidos. Son ricos en minerales esenciales como calcio, fósforo, magnesio, manganeso, cobre, zinc, hierro y niacina.

Durante los últimos tres meses del embarazo, es importante obtener calcio adecuado para el desarrollo esquelético apropiado. Las semillas de chía contienen casi cinco veces más calcio que la leche. Una ventaja adicional: también contienen boro, otro mineral crítico para la salud ósea.

El hierro es esencial para desarrollar los glóbulos rojos que transportan el oxígeno a través del cuerpo. Durante el embarazo, es necesario aumentar la ingesta de hierro para acomodar el aumento del volumen sanguíneo de la madre y para el desarrollo de la sangre del bebé.

Las semillas de Chia han demostrado posible eficacia para las alergias, angina, mejora del rendimiento atlético, cáncer, enfermedad coronaria, ataque cardíaco, trastornos hormonales/endocrinos, hiperlipidemia, hipertensión, apoplejía y vasodilatación. Algunas pruebas también sugieren posibles efectos anticoagulantes, antioxidantes y antivirales.

3. Absorción lenta de azúcar

Un nivel alto de azúcar en la sangre provoca un embarazo riesgoso. Se ha relacionado con complicaciones como el alto peso al nacer, el aumento de las probabilidades de parto por cesárea y la preeclampsia. Cuando se consumen, las semillas de chía crean una sustancia gelatinosa en el estómago. Esto retrasa la digestión y mantiene estables los niveles de azúcar en la sangre.

4. Potenciador de energía

Además de retardar la absorción de azúcar, la chía también retrasa el proceso de conversión de azúcares y carbohidratos de las semillas en energía. Este proceso de combustión lenta, en combinación con el alto contenido proteico, da lugar a un aumento sostenido de la energía.

Cómo comer semillas de chía

Las semillas de chía tienen un sabor suave a nuez y pueden añadirse fácilmente a la mayoría de los platos como guarnición, pero masticar semillas pequeñas como el lino o la chía generalmente no hace que los omega-3 y otros nutrientes estén disponibles para la digestión y asimilación. La mejor manera de acceder a sus vitaminas y minerales es moliéndolos o remojándolos. Veamos como consumir semillas de chia.

Crudo vs. Remojar: Parece haber mucho debate sobre si es necesario remojar las semillas de chía antes de comer. No le hará daño comerlos directamente, pero si los empapa, entonces los “germina”, lo que libera los “inhibidores de enzimas” que se usan para proteger la semilla.

Uno, esto hace que sea mucho más fácil de digerir, y dos, su cuerpo puede acceder a los nutrientes densos dentro de las semillas. En mi opinión, siempre quieres obtener la mejor nutrición de cualquier alimento que comes, así que prefiero remojarlos antes de añadirlos a mi receta o batido, si es posible. De cualquier manera, siguen siendo una excelente fuente de nutrición.

Cómo remojar: Para remojar las semillas de chía, simplemente mezcle en una proporción de 1:10 chía con agua. Eso es como 1.5 cucharadas de semillas de chía en una taza de agua. No tiene que ser exacto, pero usted quiere que se gelifique todo el camino y no sea demasiado acuoso. Luego, déjelos sentarse de 30 minutos a dos horas.

Puesto que las semillas de chía pueden sostener hasta 12 veces su peso en agua, son maravillosas para prevenir la deshidratación. Sin embargo, si usted decide no remojarlas, también pueden absorber agua de usted durante la digestión. Así que asegúrese de beber mucha agua durante todo el día para mantener su cuerpo hidratado.

Molido: Otra opción es moler las semillas de chía en una cafetera o Vitamix para romper las duras cáscaras exteriores antes de comerlas. Cuando se pulveriza, la harina de semilla de chía se puede utilizar en la mayoría de las recetas sin gluten como panqueques, muffins, panes e incluso pastas. Sin embargo, al moler semillas ricas en omega 3, es importante almacenarlas en un contenedor de vidrio sellado en su refrigerador o congelador.

Entero: A diferencia de las semillas de lino, usted no tiene que moler semillas de chía para acceder a su nutrición. Puedes comerlos enteros y aún así recibir su golpe “lleno de energía”. Usted puede incluso comer una cucharada recta, pero tenga cuidado ya que tienden a pegarse en los dientes.

Hay muchas razones para comer semillas de chía, y no hay mejor momento para empezar que ahora para obtener todos los beneficios de las semillas de chía maravillosa.

Recetas de semillas de chía

Hay tantas recetas de semillas de chia para que pueda sobtener todos los beneficios maravillosas semillas de chia. Estamos hablando de todo, desde pudín de chía hasta añadir chía a las recetas de huevo, batidos, productos horneados, bares y otras deliciosas recetas de comida saludable.

He aquí algunas de mis recetas favoritas de semillas de chía:

  • Yogur de coco con semillas de Chia
  • Batido Keto con aguacate, semillas de Chia y cacao
  • Receta de Panqueques de Proteína de coco y Chia

Donde comprar semillas de Chia. Mercadona?

Aunque hay muchas cadenas de hipermercados que se han apuntado a vender semillas de chia como si de una moda se tratara, estas semillas llevan con nosotros muchisimos años. Las grandes cadenas se apuntan a todo lo que se venda, pero nuestro consejo es que no lo que mas se ven de es lo mejor. Simplemente es mas comercial.
Te recomendamos comprar Semillas de Chia Orgánico1kg 9,99€ amazon.es2kg SEVENHILS 13.99€ amazon.es

Semillas de Chia Efectos Secundarios

Hay muy pocos efectos secundarios asociados con las semillas de chía. Sin embargo, ha habido algunas investigaciones contradictorias acerca del efecto de las semillas de chía en el cáncer de próstata, sin embargo. Un estudio realizado con ALA y cáncer de próstata mostró que este ácido graso podría aumentar el riesgo de cáncer de próstata, pero posteriormente se demostró que el estudio tenía cierto sesgo. (10)

De hecho, de acuerdo con un estudio en 2010, ALA no aumentó el riesgo de cáncer de próstata y en realidad disminuyó el riesgo en los participantes.

Ocasionalmente, algunas personas pueden experimentar molestias estomacales al consumir semillas de chía, especialmente en grandes cantidades, debido al alto contenido de fibra. Como con cualquier comida, coma con moderación y siempre beba mucha agua.

Reflexiones finales sobre los beneficios de las Semillas de Chia

La Chia es bastante versátil. Las semillas se pueden comer crudas, remojadas en agua para formar un gel o germinadas como los brotes de alfalfa. Cuando se consumen crudas tienen un sabor a nuez y son una gran adición a tu sopa de quinoa, yogur o ensalada. Pueden absorber hasta 10 veces su peso en agua, por lo que son una excelente manera de espesar sopas o un batido.

Sin embargo, sea cual sea la opción que elijas para incorporarlos en tu dieta, es mejor hacerlo gradualmente. La chía es alta en fibra, así que comience con una pequeña cantidad y asegúrese de beber mucha agua. La dosis diaria recomendada es de una a dos cucharadas soperas de semillas secas. Empieze despacio y dale tiempo a tu cuerpo para que se adapte al aumento de la ingesta de fibra. También asegúrate de elegir una marca orgánica como las que te ofrecemos en este listado de Amazon.es

De esa manera, sabes que obtendrás algunos beneficios sorprendentes de las semillas de chía, como ayudar con la piel, el envejecimiento, la salud digestiva, la salud del corazón, la diabetes, la energía, el metabolismo, los huesos, los músculos, la pérdida de peso, ciertos cánceres, la salud dental y el embarazo.

2 comentarios sobre “Beneficios de las Semillas de chia y contraindicaciones

  • el abril 17, 2018 a las 11:47 pm
    Permalink

    En esta ocasión te has superado, en serio genial artículo!!!
    Saludos

    Respuesta
    • el abril 18, 2018 a las 7:25 pm
      Permalink

      Muchísimas gracias Eulalio. Cuando uno escribe e investiga sobre lo que le gusta, los artículos salen solos.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *